martes, 3 de junio de 2014

EL SILENCIO...






no eligió el silencio...
quizás desde niña alguien la fue empujando,
alguien que dijo no te tires al suelo,
no te subas al árbol,
no toques a ese perro...
alguien que decía mucho, 
pero no escuchaba...

quién sabe?
solo ella lo sabe,
o no lo sabe...

Y deambula por los caminos...
se para en las estaciones a ver pasar los trenes,
traza espirales en el aire

nadie conoce el fondo de sus ojos,
ni su espejo...
María ha pasado las manos por él
y lo ha dejado ciego..

y sordo como el silencio...








buenas noches
 gente del mundo mundial...







5 comentarios:

  1. Niégate a caer.
    Si no puedes negarte a caer,
    niégate a permanecer en el suelo,
    eleva tu corazón hacia el cielo
    y, como un mendigo hambriento,
    suplica que te lo llenen,
    y te lo llenarán.
    Puede que te empujen hacia abajo.
    Puede que te impidan levantarte.
    Pero nadie puede impedirte
    elevar tu corazón
    hacia el cielo...
    sólo tú.
    Es justo en medio de la desdicha
    cuando muchas cosas se aclaran.
    El que dice que nada bueno
    se ha conseguido con ello
    es que aún no está prestando atención.
    Clarissa Pinkola Estés

    ResponderEliminar
  2. Una abstracción hasta limites llamativos. Abrazos gigantes

    ResponderEliminar
  3. Vidas silenciosas que navegan sin un rumbo fijo y que no sienten por que no las han dejado sentir, ni expresarse libremente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Alguien le decía que hacer y ella siempre obedecía... que realidad más cruel,es no es vivir la vida
    Saludos

    ResponderEliminar

gracias por comentar... de tus palabras reflexiono, aprendo, me inspiro... y me encantan!!!