martes, 26 de marzo de 2013

HERMANOS, HERMANAS...







Nací la primera, un día de junio de calorcito y brisa de mar... Fui la primera y única durante dos años llenos de mimos, besos, risas y piruletas... rodeada de alegría, canciones, poesía y libros...

Con dos años llego mi hermano en agosto... frágil, con una gran sonrisa y unas piernas que se quebraban de flacas... Me inspiraba tanto... ternura, cariño... y celos... Tuve que aprender a compartir... todo se comparte hasta el amor, y me costo... ufff lo que me costo, pero de todo se aprende... y que nadie me lo quite, nadie me lo cambie a pesar de nuestros enfados y peleas...

Cuando ya no esperábamos ser más que dos, una pareja que se quiere y se pelea a ratos... apareció ella en septiembre... la pequeña... también frágil, con otra gran sonrisa y unos ojos que querían aprender todo a pesar de los parches y aquellas gafotas... y pensé que no se podía querer a nadie más...

Y así me acostumbre a compartir tantas cosas... a quererles a mi manera que no se si es la mejor, pero es la que a mi me sale... con mis defectos, mis virtudes... a necesitarles... porque aunque no les vea tanto como quisiera, se que están siempre ahí... siempre.

Mientras tanto... me doy cuenta de la suerte que tengo... de tenerles... un hermano, una hermana... y vivir la Vida junto a ellos... se puede pedir más... creo que no!!!














feliz martes...








27 comentarios:

  1. Es una gran suerte, agradecelo a la vida.

    ResponderEliminar
  2. doy gracias todos los días por todo lo que tengo... que es mucho... mis hermanos forman parte de ese tesoro y no lo olvido...

    ResponderEliminar
  3. Un canto a los hermanos, a los tuyos en este caso. Yo soy la del medio y me quieren y les quiero.
    Saltibrincos

    ResponderEliminar
  4. Preciosos recuerdos.. Yo no tengo esa suerte .. nunca tuve nadie con quién pelearme ni con quién compartir..

    Ahora tengo dos hijos.. de modo que .. también he podido construir otro tipo de bellos recuerdos...

    Feliz martes .. Un inmenso abrazo y sonoros y dulces besos ..

    ResponderEliminar
  5. Tengo una hermana, soy la pequeña. Lo que cuentas es muy cierto y comprensible. Con todos nuestros enfados no la cambiaría por nada en el mundo y sé que ella tampoco.

    Me alegro de que compartas tanto cariño.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Te quiero muchísimo hermanita...

    Es una suerte teneros...en el fondo siempre cerca...

    ResponderEliminar
  7. Es una suerte y sobretodo un regalo de la vida el poder tener hermanos con quien compartir tantas cosas..., yo no puedo decirlo por que no tengo, pero entiendo lo que debe ser tener la calidez de un corazón cuando lo necesitas. Besos.

    ResponderEliminar
  8. No se puede pedir más, es importante valorarlo.

    Buena semana.

    ResponderEliminar
  9. Que divina eres Marieta .. me encantas !!! y tu portada tambien :)

    ResponderEliminar
  10. Marieta muy humana tu entrada, no hay nada como los hermanos, yo tengo una, mayor que yo que es como mi segunda madre, la primera ya se fue, las dos son de lo que mas quiero, estén o no estén cerca.

    Besos,

    ResponderEliminar
  11. Una de las cosas que te hacen especial es que sabes demostrar que quieres a quien quieres.
    Algo que no toda la gente domina.

    Hay un vinculo muy especial con los hermanos. Se comparten muchas y variadas experiencias.

    Pd: Me gustan las tetas de tu nueva cabecera.

    ResponderEliminar
  12. Jajaja.... Guille sabía que te iban a gustar!!! aimssss, que peligro tienes!!!

    ResponderEliminar
  13. La relación entre hermanos es una cosa que quien no los tiene no puede entender. La mía viene a visitarme mañana y se queda tooooda la semana. Ole! :)

    ResponderEliminar
  14. Parece que hay una necesidad en el aire de hablar de la familia... vos de tus hermanos, en el té de los martes de Luján Fraix, de su madre, yo -ayer- de mi padre.
    Me gusta tu frescura Marieta y cómo vas expresando tus vivencias.
    Ah... y las fotos, tus fotos me vuelan la cabeza, ¿de dónde las sacas?
    Bellísimas

    ResponderEliminar
  15. Yo soy hija unica, pero siempre he querido tener un hermanito. Es verdad que al principio se suele tener un poco de celos pero al fin y al cabo son tus queridos hermanitos. Me ha gustado mucho, unmbesitoo:))

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. No puedo evitar sentirme un poco culpable por no haberle dado un hermano a mi hijo: en un hermano están, entre otras cosas, la memoria más íntima compartida y una complicidad tan particular que ningún amigo podrá suplir.
    Por cierto, extraordinaria selección de fotografías.
    Todo un placer. Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. yo soy la peque....jaja!!! mi hermana tuvo 7 años para disfrutar de piruletas jaja luego...llegué yo!!!

    :D

    ResponderEliminar
  20. No sabes cómo te entiendo... Me pasó lo mismo. Y me pasa lo mismo. Llegaron con seis años, dos, mellizos, desaparecí del mapa para todo el mundo o, al menos, es la sensación que yo tenía. Y cuando ya no esperábamos nada llegó la pequeña. Me costó compartir el amor, pero ahora no podría vivir sin ellos.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Que vínculo tan hermoso el que hay entre hermanos.
    Ternura, protección, AMOR en mayúsculas.
    Hermoso.

    ResponderEliminar
  22. Mientras no seas el saco de las tortas...la del medio, te va bien...
    Te lo dice un saco de las tortas....

    ResponderEliminar
  23. Es hermoso! me llenó de ternura tu entrada. Saludos!

    ResponderEliminar
  24. Todo ternura, como tu María! un beso enorme.

    ResponderEliminar
  25. Soy la pequeña, así que nunca he sido la primera ni única. De todos modos, se lo pensaron tanto que a veces no tengo ni la sensación de tener hermanos.
    Me gusta el cambio de cabecera.

    ResponderEliminar
  26. Ay, los hermanos, a veces tan cercanos y otras en cambio, de lo más lejanos !!!
    Yo soy la tercera en discordia !!!

    Un beso a mi hermano y otro a mi hermana, gracias María por hacerme pensar en ellos !!!

    ResponderEliminar

gracias por comentar... de tus palabras reflexiono, aprendo, me inspiro... y me encantan!!!